EL EVANGELIO

 

 

“…todo lo hago nuevo”

 

el-evangelioEl mensaje de la Palabra de Dios no es un mensaje del pasado. Ser capaz de ver cada mañana lo nuevo que nos depara el día es un ejercicio de optimismo necesario para todos.

 

La lectura del Evangelio desde este punto de vista nos ayuda a acercarnos a la trascendencia y puede animar a los niños y niñas a buscar un poquito más allá, a buscar objetivos y horizontes nuevos.

 

Los dibujos y las viñetas nos servirán para ilustrar los pasajes y para hacer más cercano a los niños y niñas las historias que se narran. Es importante que, en este sentido, la lectura del Evangelio resulte lo más amena posible, para hacerla cercana a los alumnos. El uso de este recurso es, por tanto, una herramienta muy valiosa.

 

Leer el Evangelio buscando y mostrando su profundidad y su enseñanza, como mensaje nuevo, actual, renovador, ayudará a los alumnos y a los profesores a ser, cada día, un poquito más libres.

 

Los lunes tendremos la lectura del Evangelio del domingo anterior. Si los niños han ido a misa podrán recordarlo y si hace falta comentarlo.

 

Se puede comenzar la oración con la señal de la cruz. Seguidamente leer el evangelio y comentarlo entre todos: ¿Qué te ha gustado? Qué nos dice el Señor a nosotros?

 

Se puede acabar rezando juntos el Padrenuestro.