22. MEJOR SIN MÁSCARAS (22-26 de febrero)

 

 

1º ciclo

mejor-sin-mascaras-1El Gran Mago cazador de mentiras, inventa unas piedras mágicas para encontrar al niño más mentiroso. Son piedras preciosas que crecen con cada mentira, así que van pasando de mano en mano hasta llegar a los más mentirosos. Un niño, que era muy,muy mentiroso, empieza a acaparar todas estas piedras, y cuando ya tiene muchas, decide irse en un pequeño barco.

Cuando está en el mar, el mago aparece en su barco y empieza a hacerle preguntas sobre las piedras. Como el niño sólo responde con mentiras, las piedras comienzan a crecer y el barco comienza a hundirse. El niño se asusta y llora, se arrepiente, y pide perdón al mago, pero éste sólo le salva cuando le promete dedicarse a ser su ayudante.

Y el niño fue ayudante del mago cazador de mentiras durante muchos años, hasta que un día, el mago se retiró y aquel niño que había sido tan mentiroso acabó siendo el gran mago cazador de mentiras.

Nota: hablar sobre la importancia de no decir mentiras.

Rezamos un Ave María y un gloria.

 

2º ciclo

Había una vez dos amigos que vivían en un palacio con sus familias, que trabajaban al servicio del rey. Uno de ellos conoció una niña que le gustó tanto que quería que pensó hacerle un regalo. Un día, paseaba con su amigo por el salón principal y vió un gran jarrón con las flores más bonitas que pudiera imaginarse, y decidió coger una para regalársela a la niña, pensando que no se notaría. Lo mismo hizo al día siguiente, y al otro, y al otro... hasta que un día faltaron tantas flores que el rey se dió cuenta y se enfadó tanto que mandó llamar a todo el mundo.mejor-sin-mascaras-2

Cuando estaban ante el rey, el niño pensaba que debía decir que había sido él, pero su amigo le decía que se callara, que el rey se enfadaría muchísimo con él. Estaba muerto de miedo, pero cuando el rey llegó junto a él, decidió contárselo todo. En cuanto dijo que había sido él, el rey se puso rojo de cólera, pero al oir lo que había hecho con las flores, en su cara apareció una gran sonrisa, y dijo "no se me habría ocurrido un uso mejor para mis flores".

Y desde aquel día, el niño y el rey se hicieron muy amigos, y se acercaban juntos a tomar dos de aquellas maravillosas flores, una para la niña, y otra para la reina.

Nota: Es mejor decir la verdad.

Rezamos un Ave María y un gloria.

 

3º ciclo

mejor-sin-mascaras-3Todos los duendes se dedicaban a construir dos palacios, el de la verdad y el de la mentira. Los ladrillos del palacio de la verdad se creaban cada vez que un niño decía una verdad, y los duendes de la verdad los utilizaban para hacer su castillo. Lo mismo ocurría en el otro palacio, donde los duendes de la mentira construían un palacio con los ladrillos que se creaban con cada nueva mentira. Ambos palacios eran impresionantes, los mejores del mundo, y los duendes competían duramente porque el suyo fuera el mejor.

Tanto, que los duendes de la mentira, mucho más tramposos y marrulleros, enviaron un grupo de duendes al mundo para conseguir que los niños dijeran más y más mentiras. Y como lo fueron consiguiendo, empezaron a tener muchos más ladrillos, y su palacio se fue haciendo más grande y espectacular. Pero un día, algo raro ocurrió en el palacio de la mentira: uno de los ladrillos se convirtió en una caja de papel. Poco después, otro ladrillo se convirtió en arena, y al rato otro más se hizo de cristal y se rompió. Y así, poco a poco, cada vez que se iban descubriendo las mentiras que habían creado aquellos ladrillos, éstos se transformaban y desaparecían, de modo que el palacio de la mentira se fue haciendo más y más débil, perdiendo más y más ladrillos, hasta que finalmente se desmoronó.mejor-sin-mascaras-4

Y todos, incluidos los duendes mentirosos, comprendieron que no se pueden utilizar las mentiras para nada, porque nunca son lo que parecen y no se sabe en qué se convertirán.

Nota: Recordar lo importante que es no mentir.

Rezamos un Ave María y un gloria.