2. GRACIAS, JESÚS, POR LOS AMIGOS (21-25 de septiembre)

 

 

1º y 2º ciclos

LOS PROBLEMILLAS DEL ARCA

gracias-jesus-amigos-1En el arca de Noé los animales llevaban tanto tiempo que empezaron a organizar juegos y actividades para divertirse. Pero no tuvieron mucho cuidado, y en uno de los juegos, un pájaro carpintero terminó haciendo un agujero en el fondo del arca. El agujero empezó a crecer, y en poco tiempo comenzó a entrar muchísima agua. Uno a uno, distintos animales trataron de arreglarlo, peleándose incluso por ser los que salvaran el barco, pero ni siquiera la presa del castor pudo hacer nada. Empezaron a asustarse y pensaron que el barco se hundiría, pero entonces la abeja explicó a todos cómo ellas siempre trabajaban todas juntas y en equipo, cada una haciendo lo que mejor sabía, y todos comenzaron a organizarse y ayudarse: los pájaros tiraban todos juntos del barco hacia arriba, los elefantes y otros animales grandes llenaban sus bocas de agua para sacarla del barco, los más rápidos iban de acá para allá juntando materiales que los que construían nidos y madrigueras utilizaban para arreglar el boquete cada vez mayor. Así, todos trabajando, consiguieron frenar un poco el hundimiento, pero no pararlo. Desesperados, siguieron buscando si faltaba algún animal por ayudar. Buscaron y buscaron, pero en el barco no había nadie más. Pero de repente, un pez se coló en barco, y los animales se dieron cuenta de que ¡aún no habían pedido ayuda a todos los animales del mar! Pidieron al pez que buscara ayuda para salvar el barco, y acudieron peces y peces, y hasta una gran ballena que terminó por cubrir el agujero mientras el resto de animales reparaban el barco. Y así fue como todos los animales se salvaron con la ayuda de todos.

Nota:Las cosas que parecen imposibles para uno sólo pueden conseguirse cuando todo el mundo ayuda.

Rezamos un Ave María.

 

3º ciclo

EL BUEN AMIGO

Había una vez un muchacho quien tenía un mal temperamento. Un día su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera su temperamento, él debería clavar uno en la parte de atrás de la cerca.gracias-jesus-amigos-2

El primer día el muchacho había puesto 37 clavos en la cerca. En las siguientes semanas, así como iba aprendiendo a controlar su ira el número de clavos iba disminuyendo gradualmente.

Descubrió que era más fácil controlar su temperamento que poner aquellos clavos en la cerca y finalmente llegó el día en que el muchacho no perdió su temperamento para nada. Le dijo a su padre acerca de esto y él le sugirió que ahora fuera quitando un clavo por cada día en el que era capaz de controlarse.

Los días pasaron y el muchacho finalmente fue capaz de decirle a su Padre que había quitado todos los clavos. El padre tomó a su hijo de la mano y lo condujo a la cerca. Le dijo: "Lo has hecho bien, hijo, pero observa los huecos en la cerca. La cerca nunca volverá a ser la misma.

Cuando dijiste cosas enojado, ellas dejaron una cicatriz como ésta. Tú puedes ponerle un cuchillo a un hombre y cortarlo No importa cuantas veces digas lo siento, la herida seguirá ahí".

Una herida verbal es tan mala como una física.

Efectivamente, los amigos son joyas muy raras. Ellos te hacen reír y te alientan para que tengas éxito.

Te prestan atención, comparten palabras de elogio y siempre quieren abrir su corazón a nosotros.

Nota: Perdóname, por favor, si alguna vez hice un hoyo en tu cerca.

Rezamos un Ave María y un gloria.