UNA PROPUESTA METODOLÓGICA

 

orancion-aula-2Lo que se pretende es dedicar entre 4 y 5 minutos diarios (preferiblemente al inicio del día) a la reflexión/oración personal y de grupo. Además, se da un lema Para toda la semana con el que se puede ahondar a lo largo de la semana (en la hora de tutoría, en un debate en alguna asignatura en concreto que trabaje el tema, etc.), si así lo estiman oportuno los/as profesores/as.

 

El ideal es que sea el/la tutor/a del grupo el que la dirija, para dar coherencia a lo que se va viendo a lo largo del curso y para escuchar lo que sus alumnos/as dicen, comentan, les preocupan…

 

El método de oración se repite cada día de la semana:

  1. Lunes. Recordar el Evangelio leído el día anterior, domingo. Es un modo de reforzar la participación de los niños en la misa dominical. Viene acompañado de una comic. En la introducción al lunes puedes ver más detenidamente la metodología. Se acaba con un Padrenuestro.
  2. Martes. Orar con un Cuento. Es un método entretenido y ayuda a reflexionar y ayuda a profundizar en el lema de la semana. Se acaba con el Ave María y el Gloria.
  3. Miércoles. Oración de Petición. Este método intenta potenciar la participación de los alumnos. No aportamos textos. Es tarea del profesor suscitar en los niños el deseo de pedir. Lo que es importante es que las peticiones sean dirigidas a Dios. En la introducción al miércoles puedes ver más detenidamente la metodología. Se acaba con una de las dos oraciones que puedes encontrar en la introducción. Son dos oraciones especiales cada miércoles e puede rezar una diferente: Tomad Señor y Recibid que es la oración de los jesuitas y Aprendiendo a amar.
  4. Jueves. Oración preparada por los alumnos. También este día se pretende que los alumnos participen en la preparación. La idea es que cada semana un alumno/a prepare la oración y si fuese posible con la ayuda de sus padres. Se acaba con la oración de San Francisco: Hazme un instrumento de tu paz.
  5. Viernes. Acción de Gracias. El último día de la semana se puede acabar dando gracias al Señor por la semana. Es importante que el profesor anime a los niños a ser agradecidos con la Vida y con Dios. La oración tiene dos partes; una primera en que los niños dan gracias al Señor, después de la introducción del profesor, y una segunda parte donde se lee la oración que puedes encontrar en este libro de oración. Se acaba con un Padrenuestro.